viernes, 26 de octubre de 2007

Un poema para compartir


No me mires así… No has entendido
y es inútil tratarte de explicar.
No es rencor lo que siento: me ha vencido
un tremendo cansancio de pensar.
No me gusta tu amor: no eres un nido
donde acunar mi inmensa angustia impar,
donde aflojar mi cuerpo estremecido,
tenderlo simplemente. Descansar.
Fue tan simple, ¿verdad?… Tan vacilantes
mis arrestos, que extraña esta esquivez.
Tu no puedes saber. Y no te espantes:
si me muestro a tu amor tan descortés,
es que sirves tan sólo para el antes
e ignoras el sentido del después.

JULIA PRILUTZKY FARNY